miércoles, 25 de febrero de 2009

De la Vida Misma (IV): Jugada a Dos.



Ojalá yo pudiera olvidar igual que olvidas tú.
Ojalá tú no fueras el catalizador de mis logros
y el impulsor de mis sueños.
Ojalá mi cordura no dependiera de ti
ni te necesitara para continuar en la brecha
Ojalá no siguiera estos impulsos míos
que me hacen tan vulnerable, tan sincera y tan pequeña.
Ojalá no me rieras los chistes
y me tomaras un poquito más en serio
Ojalá pudiera tocar tu alma
aunque sea incapaz de revolucionar tu vida.
Ojalá pudiera ganarte la partida
pero he olvidado a que estamos jugando.
Dame una tregua, una salida, una señal
enséñame las reglas de tu juego,
guíame por los caminos de luz y color
que son tu mundo,
porque ahora, si quieres...mueves tú!

4 comentarios:

Silvia dijo...

¡Ojalá pudiera sentir esa intensidad!
Es precioso..es un juego duro...

Un besico.

Beeril dijo...

Y ojalá seas amada como tú amas. Ánimo, Claudia, te aprecio mucho!!!

Besos!!!

Beeril dijo...

Claudia, Hola? Estás ahí? Te añoro...

LA CALLE VACÍA dijo...

Se te echa de menos. Espero no ocurra.